Entrevista en el boletín 'cermi.es' a Alfonso Sánchez Vicente, director gerente de EMT Mardrid

Viernes03 Jul.

Imagen del director gerente delante de un bus de EMT Madrid

Una vez desarrollada la campaña de concienciación "Ponte en mi lugar", desarrollada junto a CERMI Madrid, el director gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la Capital ha iniciado un plan de desescalada ante el Covid para "garantizar y proteger la salud y seguridad, tanto de trabajadores como de usuarios, garantizar la prestación de los servicios públicos que EMT tiene encomendados y recuperar la confianza en el uso de transporte público". Alfonso Sánchez Vicente precisa que comparte con el CERMI "un objetivo común: accesibilidad universal en el transporte público de autobús" y subraya que "la accesibilidad forma parte intrínseca" de esta empresa pública de transportes.

Recientemente, la EMT y el CERMI Madrid desarrollaron una campaña de visibilización, llamada “Ponte en mi lugar”, con el objetivo facilitar la movilidad de las personas con discapacidad durante el proceso de desescalada. ¿En qué consiste esta campaña?

 
EMT y CERMI Madrid llevan trabajando más de una década por la accesibilidad y el pasado mes de mayo mantuvimos una reunión de trabajo para analizar los retos y dificultades que suponen las restricciones de la desescalada para las personas con discapacidad, como la reducción de aforo o la distancia de seguridad. Finalizamos la reunión con el compromiso y el acuerdo de poner en marcha esta campaña.
 
“Ponte en mi lugar” se dirige a los usuarios de autobús para visibilizar y concienciar sobre cómo nuestros comportamientos a bordo del autobús pueden facilitar la movilidad de personas con discapacidad. La campaña se ha fijado en vinilo en el interior de toda nuestra flota de autobuses para asegurar la máxima visibilidad y se ha difundido ampliamente en nuestras redes sociales.
 
Ahora que estamos en la desescalada, ¿qué medidas ha implementado la EMT? 
 
EMT ha ido implementando todas las medidas necesarias siguiendo las pautas de las autoridades de transporte, Ministerio y Consorcio Regional de Transportes de Madrid, y sanitarias. Durante la crisis, se ha realizado un enorme esfuerzo por mantener el servicio de autobús aunque la demanda llegara a reducirse en más de un 90%. A la vez, se han ido poniendo en marcha todas las medidas de seguridad tanto para viajeros como para trabajadores; limpieza y desinfección diaria de toda la flota, reducción en el aforo máximo del autobús, eliminación del pago en efectivo, obligatoriedad de la mascarilla, retirada de circulación de autobuses sin mampara de conductor o exoneración del servicio a conductores mayores de 60 años.
 
Ahora, para afrontar con garantías la desescalada, hemos firmado con el Comité de Empresa un Plan de desescalada propio basado en cuatro pilares; garantizar y proteger la salud y seguridad, tanto de trabajadores como de usuarios, garantizar la prestación de los servicios públicos que EMT tiene encomendados y recuperar la confianza en el uso de transporte público. Este Plan de desescalada afecta a todos los servicios, autobús, BiciMAD, Teleférico, servicio de grúa y aparcamientos y regula todas las áreas operativas de nuestra empresa.
 
¿Se han logrado esos objetivos de la campaña “Ponte en mi lugar”?
 
En EMT creemos que este tipo de acciones consiguen buenos resultados con constancia y coherencia. En este caso, además, la campaña incide en aspectos muy concretos de nuestro comportamiento como usuarios de autobús y es muy directa. 
 
Nos recuerda la prioridad de uso de los asientos para personas con discapacidad, con movilidad reducida, embarazadas o personas mayores. También nos anima a colaborar activamente para ayudar a mantener la distancia de seguridad de las personas con discapacidad visual para que éstas puedan cumplirla.
 
Son dos mensajes fácilmente comprensibles y la gran mayoría de los usuarios los tienen ya interiorizados, la campaña los visibiliza y actúa como un activador para estar atentos a lo que ocurre a nuestro alrededor en el autobús.  
 
EMT Madrid y el CERMI Comunidad de Madrid trabajan conjuntamente desde el año 2007 para mejorar la accesibilidad universal de este servicio público de transporte, básico para la movilidad de todos los ciudadanos. ¿Cuáles han sido los principales hitos logrados gracias a esta colaboración?
 
Efectivamente, mantenemos una estrecha colaboración desde hace años ya que compartimos un objetivo común: accesibilidad universal en el transporte público en autobús. 
 
Nuestra colaboración se ha basado en cinco líneas de trabajo: accesibilidad integral en toda la flota e instalaciones, implantación de tecnología y sistemas de información accesibles, formación y sensibilización tanto interna como externa, colaboraciones y alianzas con organizaciones, y participación activa en proyectos de accesibilidad universal.
 
Este intenso trabajo se ha ido traduciendo, a lo largo de los años, en importantes hitos como la consecución de la flota 100% accesible, la puesta en marcha de sistema de solicitud de parada para personas con discapacidad visual, la implantación del sistema de información acústica o la difusión de campañas de CERMI Madrid.
 
¿Cómo valora la accesibilidad de EMT Madrid?
 
Conseguir la accesibilidad universal forma parte del ADN de esta organización. Queremos garantizar la movilidad en autobús a todos los ciudadanos, independientemente de su discapacidad física, intelectual, sensorial o por su edad.  Sabemos la importancia que desplazarse tiene para la autonomía de las personas y cómo puede condicionar todos los aspectos de sus vidas.
 
Pero el compromiso de EMT con la accesibilidad va más allá de una flota 100% accesible. Hemos puesto en marcha proyectos propios, ampliamente reconocidos y premiados, como “Creemos en tu autonomía”. Esta acción nace para facilitar el uso autónomo del autobús a personas con dificultades de comprensión, discapacidad intelectual o cognitiva. Los profesionales del SAM (Servicio de Atención a la Movilidad), formados en accesibilidad e interacción con estos colectivos de viajeros, con el apoyo de las familias y centros educativos, realizan acompañamientos formativos para que estas personas consigan plena autonomía en el uso del autobús. 
 
El compromiso de EMT con la accesibilidad va más allá de lo técnico o lo normativo, forma parte intrínseca de nuestra empresa.
 
De cara al futuro, qué acciones desea implantar en EMT Madrid en materia de accesibilidad?
 
Por supuesto, EMT va a seguir trabajando y participando activamente en nuestras cinco líneas de trabajo por la accesibilidad con un espíritu, como siempre, de mejora continua. Actualmente, y con la consecución de los principales hitos en flota y puesta en marcha de importantes proyectos tecnológicos, la accesibilidad ya no es para nosotros una acción concreta, es una responsabilidad transversal a todos los proyectos y servicios que la Empresa Municipal de Transportes de Madrid emprende. 

 

Compartir en: